Cuándo: Viernes 16 de noviembre a las 16:30, en la Sala Baroja del Bizkaia Aretoa (Av. Abandoibarra 3), Bilbao.
Qué: Presentación de la tesis "TRANSARTE. Prácticas artísticas colaborativas, tecnologías relacionales y performatividad social.
Quiénes: Investigadora Saioa Olmo y directora M.Concepción Elorza, del departamento de Arte y Tecnología de la UPV-EHU.
Web: transarte.wordpress.com

TRANSARTE. Prácticas artísticas colaborativas, tecnologías relacionales y performatividad social

TRANSARTE es una investigación sobre proyectos artísticos relacionales creados a través de procesos participativos y colaborativos, y sobre su capacidad para generar transformaciones e intercambios en el contexto en el que suceden. Es una investigación desde la práctica artística y desde la reflexión discursiva, en el cruce entre la crítica de arte y teorías de las ciencias sociales.

El objetivo de la investigación es experimentar y valorar si el arte puede influir en la sociedad y de ser así, reflexionar sobre de qué maneras, en qué medida, y con qué herramientas nos podríamos empoderar las artistas para ello; así mismo, plantear qué condiciones se deberían promover en los contextos para facilitar que este ensamblaje entre artistas, arte y contexto, se dé de manera beneficiosa para todos los agentes implicados. Partiendo de la hipótesis de que el arte sí puede afectar socialmente (en mayor o menor medida, en diversas direcciones e independientemente de que tengamos herramientas que puedan verificarlo), la investigación plantea que parte de los retos que tenemos actualmente como sociedad, tienen que ver con nuestra capacidad para relacionarnos (entre nosotros, con otras formas de vida y con nuestro entorno; en lo macro y en lo micro) y que el arte puede ser un ámbito interesante desde el que experimentar y ahondar sobre ello (por su capacidad de conectar elementos improbables, su tendencia a traspasar los límites, y sus maneras de llegar a las personas).

Durante el periodo de la investigación TRANSARTE (2012-2018), los métodos que se han empleado han sido variados. Por un lado, se ha realizado una recopilación de proyectos artísticos en esta línea realizados colectivamente entre el 2000 y el 2014, para ver el estado de la cuestión desde la intuición de la propia creación artística. Esta recopilación ha sido en formato editorial (libro Biotracks) y de creación audiovisual (vídeo Hamaika urte dantzan). Desde la práctica se han realizado proyectos y acciones colectivas y participativas tales como: Transnacional, Coreografías comportamentales, ¡Asalta!, Tú no, Brindis, Tú mensaje de ánimo aquí, Eromecánica, Participation on Trial, Tecnologías blandas (performance), Jugando con, Globosonda, Berrea y Susurrando el Futuro. A través de estos proyectos se ha experimentado con dinámicas grupales, el reparto de roles en grupo, la asignación de tareas, la colaboración entre pares, la participación cómplice, la participación forzada, la acción directa, las acciones invisibles, la percepción inconsciente, el uso de los medios de comunicación, los códigos comunicacionales, las organizaciones espaciales...

A nivel discursivo, se ha atendido a reflexiones desde el arte en torno al giro social y etnográfico, las políticas de la espectaduría, el gradiente de la participación, las distintas formas de autoría, la autonomía y heteronomía del arte, la emancipación y alienación a través del arte, y el deseo de ser útil (o de no serlo) de distintas prácticas artísticas, entre otras cuestiones. Desde el ámbito de la psicología social se ha prestado atención a la teoría del campo, el análisis transaccional, el psicodrama, el método del grupo operativo y teorías psicoanalíticas sobre transferencias y contra-transferencias, las relaciones objetales y los objetos transicionales. De la sociología, se ha puesto interés en la idea de habitus y las relaciones micro-macro. De la antropología se ha consultado la teoría del don, las disquisiciones sobre la agencia del arte y la teoría del actor-red. También han alimentado esta investigación los discursos filosóficos feministas en torno al conocimiento situado, la performatividad de género, la inteligibilidad de la identidad y la economía feminista.

Así mismo, como parte del proceso investigador se ha formado parte de distintos colectivos artísticos (EPLC, Plataforma A y 770OFF) y de investigación informal en torno a procesos colectivos (Grupo de Contraste de Psicodrama, La Comunidad Imposible, Wikitoki, Meetcommons, LoRelacional y Tecnoblandas). Formar parte de estos grupos ha servido para trabajar colectivamente sobre los temas de la investigación, además de que en muchos de los casos ha supuesto ser simultáneamente sujetos y objetos de nuestro estudio.

En cuanto a otras herramientas, se han utilizado: entrevistas a personas especializadas en el tema; una colaboración editorial en el número de la revista Ausart dedicado a las tecnologías blandas; laboratorios como Skylab, Group Matters o La Raya; talleres como Interdependencias Urbanas, Exploraciones Urbanas y Susurrando el futuro; el curso de verano Tecnologías Blandas; píldoras creativas como La montaña Stono y Erain-Psicología Comunitaria; y el trabajo con estudiantes de arte performativo y contextual de la UPV/EHU en vinculación al programa en contexto Gau Irekia de Bilbao La Vieja. 

Los resultados generados por esta investigación son por un lado los propios proyectos artísticos, influidos por los discursos y teorías consultadas (formatos artísticos que ponen en juego las transacciones, las transferencias, las transiciones, los comportamientos, la comunicación, las organizaciones…), así como las reflexiones volcadas a lo largo del documento que se presenta, atienden a una lógica y manera de indagar influida por los modos particulares de hacer en las artes (dejarse guiar por las formas, las intuiciones, los deseos, los afectos, los conflictos…). La hipótesis inicialmente planteada sobre la idoneidad de los procesos participativos y colaborativos en prácticas artísticas con vocación de tener una influencia directa en contextos concretos, queda argumentada además que matizada a lo largo del documento. Así mismo se hace una aproximación al concepto de tecnologías blandas y una extracción de mecánicas y estrategias de proyectos artísticos participativos concretos.

Se ha hecho una primera compilación de tecnologías blandas de las relaciones, que, a pesar de su estado incipiente, sirva como caja de herramientas para proyectos artísticos, investigaciones y talleres. Por otro lado, queda apuntada para desarrollos posteriores una compilación de las lógicas y afectos maquinales, que permita ampliar el foco de atención desde las relaciones entre personas, a las relaciones entre agentes más diversos, más acorde a problemáticas relativas al actual exceso de agencia humana sobre el ecosistema.

La investigación además de para generar una producción para compartir, ha sido realizada bajo la idea de propiciar en lo personal un mayor empoderamiento y sofisticación en los discursos (en el cruce entre ámbitos de conocimiento distintos), en los lenguajes (artísticos e idiomáticos) y en las técnicas (relacionales).

TRANSARTE es un artefacto para seguir practicando arte, un juego cuyas normas se reescriben constantemente y que consiste en saber y no saber exactamente lo que se está haciendo. En el corto periodo de tiempo TRANSARTE alimentará transacciones eromecánicas, susurros dirigidos al futuro, indagaciones sobre lógicas y afectos maquínicos y un repertorio de experimentos relacionales, performativos y contextuales.